Del cartón al tapiz

El proceso de creación de un tapiz comienza con el diseño del mismo. Generalmente encargado a un pintor, este realizaba un primer esbozo de lo que será el tapiz, a pequeña escala. Un segundo estadio supone la realización del cartón, así llamado por el material que sirve de soporte al diseño –”un tipo de papel, reducido a pasta, fileteado y amoldado en una prensa”1 –, coloreado y del mismo tamaño del tapiz final.

Este cartón pasaba al taller de los tapiceros donde se tejía el tapiz. Las líneas generales de los motivos a tejer se trazaban sobre la urdimbre, calcando el cartón, y por estas líneas se guiaba el tapicero que trabajaba en alto lizo, que podía comprobar su avance observando el anverso del tapiz2, pues la posición del telar lo permitía. En el caso de los telares de bajo lizo, horizontales, se tejía directamente sobre el cartón colocado bajo la urdimbre, resultando en el tapiz una imagen invertida con respecto a la original.

Así, el tapiz resultante era una imitación del cartón, una obra fruto de copiar este, y cuando la pintura se alzó sobre las demás artes, y se consideraba intelectual frente al trabajo manual de, por ejemplo, tapiceros, algunos pintores como Goya, no veían con buenos ojos los encargos para realizar cartones de tapices:

El pintor se negaba a pintar cartones para tapices porque su “creación” se perdía cuando se traspasaba a hilos de colores, de manera que una vez manufacturado el paño en realidad era una obra “según Goya”, no “un Goya”3

En el proceso, muchos cartones desaparecieron: la técnica de bajo lizo implicaba su destrucción, provocada otras veces por los comitentes que la ordenaban para evitar copias de las series encargadas, y otras veces simplemente por la fragilidad del material y el paso del tiempo. Sin embargo, conservamos algunos ejemplares destacando, por ejemplo, los cartones diseñados por Rafael para los tapices de la serie de los Hechos de los Apóstoles conservados en el V&A Museum de Londres, o la excelente colección de cartones de Goya, conservada en el Museo del Prado, y protagonista estos días de una interesante exposición temporal.

  1. HERRERO CARRETERO, C., Vocabulario histórico de la tapicería, Madrid, 2008, p. 31. []
  2. Ibídem. []
  3. ZALAMA, M. Á., Valoración y uso de las artes en la Edad Moderna. []

Jesús F. Pascual

Profesor en el departamento de Historia del Arte de la Universidad de Valladolid, miembro del Grupo de Investigación Reconocido, "Arte, poder y sociedad en la Edad Moderna".

More Posts - Website

Follow Me:
Twitter

Autor: Jesús F. Pascual

Profesor en el departamento de Historia del Arte de la Universidad de Valladolid, miembro del Grupo de Investigación Reconocido, "Arte, poder y sociedad en la Edad Moderna".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.